El nunca

Remedios Varo: El encuentro

Remedios Varo: El encuentro

Sé llorar mi caída sin tu vuelo,
con el tiempo de gritos desgarrados
pisando un borde de escalpelo

el silencio de vientos aferrados
vino a cerrarme la espera tardía
y crispó los sentidos afilados.

Lluevo sin cuerpo, con ausencia mía
y la nostalgia en cada pincelada
se siente triste como letra fría.

Tiene noche de palabra abismada
el ruin color del sonido que muere
y va mordiendo la gran sombra helada.

Creció dilatada la sangre que hiere
aquí no hace frío, donde oscureces;
seré cualquier lamento que me espere.

Voz de canto gutural, palideces;
mundo que vomita los ojos hendidos
de lenguas repetidas tantas veces.

Rotura de tronos, cielos caídos,
con el espejo quebrado de miedos
dije un adiós en aromas perdidos.

Una ceniza que traza los dedos
salió de tu estatua y todo abatí
con el hastío dibujo mil credos

regálame otro pulso, creo; me partí.
Aquí eres naufragio, ven, encuéntrame.
El nunca es el siempre; desnudo, sin ti.

 

Anuncios
Etiquetado

Un pensamiento en “El nunca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: