40 Minutos

Siegfried Zademack - Leda

Siegfried Zademack - Leda

Hubo un tiempo en el que los días pasaban de largo,
con miradas de cielo gris y nubes desteñidas.

Y la soledad estaba sentada en una banca a la orilla del río,
como queriendo ahogarse.

Un abismo abrió la boca goteando saliva en un hilo de luz.
Y un caos amenazaba arañando el interior.

Ningún mar furioso pudo tragarse nuestro viaje,
llegamos a la misma orilla encima de diferentes olas.

Ningún silencio pudo tragarse nuestras ganas.
Entonces una mano se aferró a la mudez del viento,
a la arena encendida.
Y el sol se diluía entre la nada.
Crepitaba.

Llegamos a la cama y le partimos el rostro al viejo mundo
hasta dejarlo irreconocible.

Y lo soltamos en un sendero desnudo que yace amordazado.
Sabe soñarse y canta gotas de lluvia.

Ahora somos una tormenta de futuros,
un nuevo mundo creciendo desde el suelo de un sueño,
una canción que es un camino y no termina.

Anuncios
Etiquetado

Un pensamiento en “40 Minutos

  1. Sublime, las letras bailan despacio ante mis ojos, tocaron mi alma, mi piel.
    Abrazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: